Hace unos meses tuve la suerte de viajar a L.A. y conocer la primera tienda que abrió  Nasty Gal.

4