dsc_9809_1

Cuando hablamos de clásicos en el mundo de la moda, nos referimos a las prendas y complementos que han existido a lo largo de las décadas, o incluso de los siglos.
Tienen la capacidad de impactar en distintas generaciones con la misma emoción e interés que en sus orígenes.

Hace 100 años que las famosas zapatillas de lona con suela de goma fueron creadas por Keds. Bautizadas con el nombre de Champion (en honor a la tenista Hellen Wills Moody, que comenzó a usarlas en la cancha), hicieron su primera aparición en el mercado en 1916.

En aquel entonces, eran excepcionales los lugares del mundo adonde la mujer podía votar. Así como participar en la universidad o en el ejército. Aquella restringida libertad se extendía también a sus movimientos, ya que los zapatos femeninos más usados eran los tacones.
Keds acompañó a la mujer en el progreso de la historia. Inicialmente, al permitirle flexibilidad y acceso a esos lugares a los que nunca había ido. Hoy, para que sea partícipe o incluso líder en la organización de la sociedad actual.

A través de los años, Keds sigue siendo relevante para un numeroso grupo de mujeres. Sus embajadoras actuales son Ciara, Taylor Swift y Allison Williams. Mujeres emprendedoras, que forjaron carreras exitosas.

El legado de esta firma se inmortaliza a través de personajes emblemáticos de la historia. De los ejemplos más trascendentes -Katharine Hepburn, Ginger Rogers, Jackie Kennedy, entre otras- elegí adaptar el estilo de Audrey Hepburn, Marilyn Monroe y Yoko Ono.
Rindiéndole homenaje a la vigencia de este legado, hoy adapto el estilo de estas tres mujeres para crear looks actuales.

Marilyn Monroe

1165633
Los años 50 vieron nacer dos perfiles distintos de mujer. Por un lado, la que elegía el look sofisticado, con trajes a medida de alta costura, abundante maquillaje, tacones, joyas. Por otro, la mujer urbana que vestía prendas holgadas, vaqueros, maquillaje ligero, zapatillas.

Esta dualidad se debió a que los diseños de alta costura no llegaban a complacer a las jóvenes de clase media. Ellas reclamaban prendas que se adaptasen a sus gustos y estilo de vida.
Varias estrellas de cine de esa época han sido tomadas como fuentes de inspiración. Y los dos arquetipos de mujer a los que hago referencia, muchas veces fueron encarnados en una misma persona.

Marilyn Monroe, famosa actriz americana, supo llevar con elegancia cualquier prenda que vistiera. Generalmente, asumiendo el papel de femme fatale, enfundada en vestidos a medida y engalanada con diamantes. Pero detrás de cámara logró también mostrarse con un estilo relajado, y sin perder glamour. Su lunar, su cabello y sus labios rojos fueron símbolos de estilo.

Yoko Ono

1165634

Es una artista japonesa, exesposa de John Lennon. Fue militante pacifista en contra de la guerra de Vietnam. En 1969 -junto con su marido- llevó adelante la famosa manifestación Bed peace: permanecer en su cama dos semanas como protesta no violenta, en oposición a la guerra. Yoko también exteriorizó los ideales políticos y sociales de aquel momento a través de su ropa.

En ese entonces, los jóvenes hippies pacifistas estaban cambiando la forma de vida capitalista y autoritaria por una más libre y cómoda. Basándose en el amor, la paz y la fraternidad recrearon y adaptaron prendas de la Antigua Grecia: túnicas, coronas de flores, peinados lacios, sandalias, brazaletes y aros grandes de metal estaban entre sus elegidos.

De los bárbaros tomaron chaquetas, pieles, bolsos de cuero crudo, tiras de cuero que usaban como gargantillas o para atar prendas, cabellos muy largos y bigotes en los hombres. Y del mundo oriental adoptaron túnicas árabes, hindúes, determinados estampados, el batik, el teñido a mano, los colores puros y el andar descalzos.

Audrey Hepburn

1165635

De origen belga, aunque de residencia inglesa, Audrey fue una actriz mundialmente conocida. Contemporánea tanto de Marilyn como de Yoko, se destacó por su estilo naive y sofisticado. La sencillez y la fragilidad que la caracterizaron, fueron el reflejo de una mujer delicada, pero fuerte a la vez. Lejos del modelo inalcanzable de diva de Hollywood, supo transmitir autenticidad a las mujeres.  

 

Audrey celebraba su perfecta imperfección y la compartía con el mundo: “Tienes que mirarte a ti misma de manera objetiva. Analizarte como un instrumento. Tienes que ser sincera contigo misma. Afrontar tus defectos, no intentar ocultarlos, y en lugar de ello, desarrollar alguna otra cualidad”

Luego de 100 años de historia, Keds demuestra ser un ícono que trasciende las tendencias. Se adapta a los distintos estilos e integra el placard de millones de mujeres alrededor del planeta.

Como dijo Marilyn Monroe: “Dale a una mujer los zapatos adecuados y conquistará el mundo.”