Hacia 1916  la marca Keds se instaló en el mercado y supo adaptarse a las distintas vanguardias del mundo de la moda. Desde finales de la belle époque hasta la actualidad. Increíble, ¿no?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hace unos días presentó su colección FW16 y me invitó junto con otras bloggers y periodistas a participar de un workshop muy especial. La propuesta fue intervenir nuestras zapatillas con distintas técnicas y materiales.  El proceso de creación estuvo a cargo de las fundadoras de Ático diseño, Florencia Cacciabue y Luján Cambariere.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al recibir la invitación lo primero que me vino a la mente fue mi abuela, Margarita. Ella ha sido un ícono de estilo y elegancia en mi vida y era fanática de estas zapatillas.

Así que no podía perdérmelo. Antes de empezar a customizar las zapatillas tuvimos la opción de decidir  qué modelo nos gustaba más. Sin dudarlo elegí uno que me recordaba a ella, ya que solía usar las clásicas Keds blancas, pero de cuero.

Seleccioné un par con las mismas características, con una sola distinción: de color negro.

Nos ofrecieron trabajar con diferentes técnicas: Aplicación de piedras, intervención con marcadores, con pinturas, teñirlas y hasta técnicas de sellado muy copadas.

La mesa sobre la que trabajamos era una explosión de colores, brillos, pinceles y todo tipo de materiales que daban ganas de crear sin parar.

Me gustaron tanto mis zapatillas que solamente les di un toque con unos apliques negros.

¡Por ahí la próxima me animo a elegir un par de lona blanca para dibujarlas con marcadores de colores!