Idear un posteo es mucho más que solo escribir. Debe ser cautivante, necesita contar una historia y sobre todas las cosas, tener valor.
ALTA_DSC4863 copia Es clave que esté integrado por los siguientes elementos:

  • Una idea
  • Un título que llame la atención
  • Una entrada que en dos o tres renglones atrape al lector
  • Un contenido valioso
  • Y fotos que se vean bien. La calidad de la imagen tiene que estar a la altura del texto

Cuando empecé a escribir para Ohlalá, mi única columna era Oh my blog. Como se trata de un espacio de moda, toda mi atención se centraba en desarrollar buenas fotos y armar looks de acuerdo con las tendencias. En los inicios, las palabras no me surgían con facilidad. El texto era accesorio para mí. No lo consideraba un complemento, un apoyo de mis fotografías.

Pero con el correr de los meses logré reconocer que ese aspecto es importante, y cambié el enfoque. La escritura comenzó a ganarse mi interés y conocí a Adri, mi profesora de escritura.

Con ella pude sentarme a analizar la manera en la que estaba escribiendo. Empezamos a ordenar el contenido y a tratar de poner en palabras lo que quería expresar.

Una buena técnica es hacer un mapa con el tema principal en el centro, y escribir todas las ideas, palabras, sentimientos que se vinculan con él.

Untitled-1

A veces el tema es bueno, pero no tenemos mucho sustento para defenderlo. Haciendo el mapa ya nos damos cuenta si contaremos con el contenido necesario para su posterior desarrollo, o si es mejor buscar otra idea.

La gente que lee en internet, no quiere ver largos textos sin pausas. A simple vista, parecen un cascote de palabras que no resulta atractivo. Por eso, es bueno fragmentar la escritura con imágenes, cambios de fuente, algún subtítulo, viñetas, palabras clave, etc.

Para ahorrarle tiempo al lector, es recomendable trazar una entrada que resuma en dos o tres líneas el tópico que tratará el texto. Y acá llegamos a la característica que no puede faltar: la extensión. Una vez que terminamos de escribir, releemos el trabajo con la intención de podar algunas palabras. Hacerlo más corto. Fácil de leer.

Las imágenes deben acompañar el texto con creatividad y profesionalismo. Si son de baja calidad o no expresan lo correcto, le quitan seriedad al escrito. Contar con buena fotografía hará que el lector se sienta más motivado a leer nuestra nota.

Estos consejos son útiles para lograr un texto con contenido, ordenado y con un mensaje claro.

Apelar a las emociones, hablar de temas que nos ocurren o inquietan a todos y presentar ejemplos personales es una buena idea. De esta manera le damos credibilidad al posteo, pues nos mostramos auténticos con nuestro público.

ALTA_DSC4846 copia

Nota especial para “La vuelta al mundo…digital” de Revista Ohlalá