En el encuentro de Carrera Creativa pude conocer a mujeres increíbles. Emprendedoras que persiguen sus sueños y luchan día a día para llevar a cabo sus objetivos.

Algunos meses antes del evento recibí un mail de una de las asistentes contándome su historia.

Ale es azafata y lleva adelante su blog de viajes. Dejando de lado su zona de confort se lanzó a emprender este camino de comunicadora digital. Para transmitirnos su pasión por volar y viajar.

En su web nos cuenta acerca de su trabajo como tripulante de cabina, comparte historias de otros soñadores y nos muestras destinos increíbles.

¿El objetivo? Hacernos felices con sus relatos e invitarnos a viajar con ella. A continuación les dejo sus respuestas llenas de alegría y motivación.ale

Con Ale, en el primer encuentro de Carrera Creativa

Nombre: Alejandra de Picciotto (Pseudónimo literario: Alura)

Edad: 33 años

Profesión: Tripulante de Cabina de Pasajeros (Auxiliar de Abordo)

Hobby: actuar/arte, leer, escribir, bloggear, aprender cosas nuevas

Pasión: VIAJAR 🙂

 

Blog: www.aluratravels.com

 

¿Por qué quisiste convertirte en azafata?

Yo tenía otra profesión (Profesora de Inglés) que me gustaba, y disfrutaba el contacto con mis alumnos y el enseñarles a comunicarse en otro idioma, que es algo que al día de hoy sigo realizando y me encanta. Pero luego de un viaje con mi papá, sentí la gran necesidad de pasar el resto de mis días en un avión, ayudando, asistiendo y cuidando pasajeros. Me encanta el hecho de poder cambiar su día para bien, de ser parte de su viaje y de su sueño, como lo fue para mí el viajar con mi papá, y poder llevarlos a sus destinos soñados; llevar parejas a sus lunas de miel, o amigos a sus vacaciones. Recuerdo con afecto algunos vuelos en los que llevé a adolescentes a su viaje de Bariloche, y a mochileros a sus viajes en grupo.

También me gusta poder reconfortar a pasajeros que tienen miedo, y poder hacer que les guste volar tanto como a mí. El tema de la seguridad en la aviación también me interesa mucho, así como ser parte de la gran industria del servicio, nutrirme de ella, lo cual me permite conocer siempre gente nueva, y poder asistirla, lo cual me hace sentir muy especial.

 

¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión?

El contacto con los pasajeros, conocer destinos y personas nuevas todo el tiempo. Poder aprender, tocar y conectar vidas. Cada vuelo es distinto y único, jamás vuelo con las mismas personas, y cada una me enseña cosas distintas. El azar de mis planes de vuelo y los distintos destinos que me tocan me parece algo mágico. Tengo días en los que quiero creer que todo pasa por algo y que la tripulación y el destino que me tocaron, me “eligieron” por una razón importante, para que aprenda algo, y que estaba en mi “destino” (valga la redundancia). Todo acerca de esta actividad me parece mágico: desde este “azar” que te comentaba acerca de mis planes de vuelo, así como el mismo hecho de poder volar, porque cada despegue es un desafío a la ley de gravedad.
Otra cosa que amo de mi profesión en los cielos es lo que me ha enseñado: me enseñó a que hay cosas que no pueden controlarse, y, por lo tanto, como dice el dicho, “relajate: nada está bajo control”. Me enseñó a ser más flexible y tolerante para aceptar lo que no se puede controlar o cambiar.

Mdq2

 

 

¿Qué experimentas al volar? ¿Y al viajar?

Al volar, experimento una gran satisfacción, sensación de libertad e incluso de tranquilidad, porque siento que los problemas que pueden haber en tierra quedan “suspendidos”, y no hay nada que pueda perturbarnos.

Al viajar, siento también mucha libertad, y un gran deseo de nutrirme de toda experiencia, incluso de pasar por algunas no tan gratas y por obstáculos para poder conocerme a mí misma, vencer miedos y, así como descubro el mundo, también poder descubrirme a mí misma. Eso siempre ayuda, no solo a una misma sino a los demás y a la sociedad también: como digo en la sección de #SueñosCumplidos de mi blog, alguien que se quiere, transmite buenas vibras, y eso se contagia, y hace que la gente aprenda a quererse a sí misma también. Y un mundo lleno de gente que se quiere a sí misma es un mundo más feliz

Hacer feliz a la gente ayuda a hacernos felices a nosotr@s mism@s. Trae magia a nuestras vidas.

Me gusta que viaje me hace salir de mi zona de confort y eso me hace aprender miles de cosas.

Yendo a posta

¿Cómo desarrollaste tu carrera? ¿Cómo fue la búsqueda para concretar tus sueños?

Es una historia llena de obstáculos pero con un final muy feliz. Es la experiencia que marcó en mi vida un antes y un después y me enseñó la importancia de creer en mí y enamorarme de mis sueños y proyectos. Parte de esa historia la cuento en mi blog (http://alura02003.wixsite.com/alura/single-post/2017/02/01/El-d%C3%ADa-que-decid%C3%AD-ir-sola-a-Barcelona-para-cumplir-un-sue%C3%B1o-y-no-pudo-ser-en-aquel-momento).
En el año 2012, luego de un viaje por Europa con mi papá, descubrí que viajar me hacía feliz, y que tenía que hacer algo por lograr hacer aquello que amaba. Me di cuenta de que estar en un avión me parecía mágico, y que quería trabajar en ese ambiente: quería trabajar en el cielo. Decidí dejar las excusas de lado (“que la edad, que la altura, que el miedo”) y consulté con un amigo (Leandro) que había cursado conmigo el Profesorado de Inglés y que había pasado por una etapa similar a la mía en la que decidió cambiar de rumbo profesional y se convirtió luego Tripulante de Cabina. Le hice miles de preguntas sobre el trabajo hasta convencerme de que era lo que yo deseaba, y me fui a inscribir a la Escuela de Tripulantes que me recomendó. Amé cada segundo de la experiencia y cada clase. Conocí a mis dos mejores amigos (Javier y Daiana, a quienes aprovecho a mandarles un cariño por acá, y con quienes transité no solo esa etapa sino también, hace poco, un viaje juntos por algunos lugares de Asia), y me comprometí a aprovechar cada oportunidad que tuviera para convertirme en la mejor Tripulante: fui a cada entrevista que pude con las aerolíneas que reclutaban, e incluso a principios del año 2014 fui hasta Barcelona para un llamado de reclutamiento… Quedé en la final, pero luego recibí el mail con el ‘no’, que me dejó muy triste, como cualquier rechazo que nos enfrenta, pero no quería darme por vencida… Sabía que el final lo decidía yo.

Hasta el mes de marzo de 2014 aproximadamente, todo lo que quería emprender me salía mal y no lo concretaba. No sabía qué estaba pasando, hasta que en abril todo se empezó a destrabar, y me llamaron de una agencia de turismo. No era exactamente lo que yo deseaba, pero sentí que era una gran oportunidad para aprender cosas nuevas. Disfruté mucho mi tiempo allí, conectada con pasajeros y buques (ya que tenía una flota de catamaranes), hasta que mi aerolínea me llamó también en abril, pasé todas las entrevistas (muchas) y en septiembre de 2014, al finalizar el curso de ingreso, comencé felizmente a volar. Y al día de hoy la magia para mí continúa

Amo a Austral

¿Cual es el objetivo de tu blog? ¿Y qué personas te gustaría que te lean?

Como lo decreto allí mismo, creo que los viajes nos ayudan a encontrarnos, y al hacerlo, somos más felices. Por ende, para ser más feliz, una solución es viajar. Y un mundo con gente que viaja, que se encuentra a sí misma, es un mundo con más gente feliz. Es por ello que quiero llevar la pasión por los viajes a cada rincón del mundo. Quiero poder ser parte del sueño de alguien, cual hada madrina, y que trabajemos junt@s para que lo concrete, porque tengo la convicción de que los sueños se hicieron para cumplirse, y si nació en tu corazón, es para que lo hagas realidad y tenés todas las herramientas para hacerlo. Y como Coach, me motiva el incentivar a otros a que las descubran y las puedan usar y encontrar la mejor manera para aprovecharlas. Parafraseando a Gustavo Cerati, merecemos lo que soñamos.

Quiero ayudar a las almas nómades viajeras a ser feliz, para que el mundo sea un lugar mejor que el que yo encontré cuando vine a él. Y no lo hago de buena: si hay más gente feliz, yo también lo soy porque la felicidad es contagiosa. Tod@s ganamos, y tod@s cotent@s. Con mi blog, quiero que las almas viajeras que me lean puedan sentirse acompañadas y que trabajemos juntas en la concreción de cualquier sueño y proyecto. Porque amo las historias de #SueñosCumplidos – por eso en el blog hay una sección con entrevistas que hago al respecto, que me ayudan a inspirar, inspirarme y sentirme parte de ellas, llenándome de su magia.

 

Me contaste que te gustaría escribir un libro acerca de tus experiencias, ¿qué te mueve a hacerlo?

Me incentiva el deseo de compartirlas para que otros puedan enriquecerse con ellas. Quiero que nutra a los lectores viajeros y a las almas libres nómades del mundo, y que l@s haga disfrutar más de la vida, pudiendo capitalizar más en su viaje a fin de que lo vean no solo como un momento de ocio sino, más que nada, que lo aprovechen como una oportunidad de autocrecimiento y desarrollo personal que les proporcione herramientas para toda la vida; que se convierta en el viaje de sus sueños, para volver de él renavad@s y más fortalicid@s. En definitiva, que l@s empodere para poder ser más felices y puedan transitar el viaje de la vida con el fin de descubrir su propio significado de la felicidad. Porque como dice el dicho, “Ya que de esta vida solo nos llevaremos lo vivido, tenemos que vivir lo que nos queremos llevar”