oh-final0007

La semana pasada se celebró el Ohlalá! Day. Fueron dos días de encuentro, a través de los cuales la revista ofreció charlas y talleres.

Tuve la suerte de haber estado presente para cubrir el evento y contarles de qué se trató esta movida tan especial.

La cita inaugural fue el miércoles pasado. Y el punto de encuentro, Espacio Darwin. Luego de la acreditación recibimos la bienvenida, acompañada de una simpática bolsa con regalos.

El patio de entrada se había convertido en un lugar irresistible, gracias al aroma de los foodtrucks: Carlitos con sus tradicionales panqueques, Cook con los exóticos falafels y La Pianca con sus novedosos ravioles y ñoquis fritos. ¡Había de todo para elegir!

El salón estaba dividido en tres partes. En el ingreso, el staff de Terma nos recibía con algunas de sus bebidas. Del techo del hall de entrada colgaban borlas de papel en plateado, crudo y el tan característico fucsia ohlalero. En el piso, una enorme y graciosa pelota con el nombre del evento era el spot ideal para sacarse una foto.

En el primer salón encontrábamos stands de los patrocinadores. Cada cual proponía una experiencia distinta: Galicia Eminent, ofrecía placas de madera en las que se podía grabar mensajes con stencil; el Gobierno de la Ciudad, obsequiaba un cuaderno especial con las distintas regiones de nuestro país; Alto Palermo, adelantaba todas las tendencias del verano; Swiss Medical, regalaba simpáticas suculentas y Terma, de la mano de Vanesa Piccardi, enseñaba a realizar tragos sin alcohol, conocidos como moktails.

En el último salón, de un lado, encontrábamos la zona de workshops. Decoradas con banderines de colores, nos esperaban grandes mesas de madera. En ellas podíamos desarrollar cómodamente los talleres que se ofrecían. La jornada se inició con el workshop de estampas con taco de madera, a cargo de Luján Cambariere. Luego le tocó el turno a suculentas y terrarios, dictado por Compañía Botánica.

Del otro lado del gran salón se hallaba la zona de charlas. Cada orador la podía desarrollar sobre el escenario, mientras interactuaba con el público a través de las pantallas. La exposición inicial fue la de Darío Z, quien habló sobre sexualidad y monogamia. A continuación, May Groppo, con su charla inspiracional, se refirió al poder que cada una de nosotras encierra para conocerse a sí misma. Una vez que lo detectamos logramos darnos al mundo, a la vez que comprendemos al servicio de qué nos ponemos. Es un cuestionamiento que puede ser aplicado en cualquier ámbito de la vida, y que nos ayuda a entender nuestro propósito en este mundo.

Cerrando la primera jornada de charlas, Luchi Lumer brindó una divertida clase de make up.

Encontrate con vos, conectate con todas” fue el slogan de cabecera. Obedeciendo a esto, aproveché para darme un espacio en mi rutina semanal y disfrutar, nutrirme, conversar.

En la vorágine diaria nos sorprendemos muchas veces tendiendo a llenar nuestra vida con el “deber hacer”, sin dejarle lugar a aquellas cosas que nos regocijan.

Por eso es importante darle prioridad a los momentos que nos despejan la cabeza. Aprovecho el post de hoy para compartir con ustedes algunas imágenes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Fotos: Achu Arias

Pelo: Llongueras

Makeup: Nat Córdoba MKP

Blusa: Atelier B.A

Pantalón: Basement

Zapatos: A pie

Tapado: Portsaid

Cartera: Kate Kuba