Hace tiempo que la forma de trabajo que conocíamos como habitual cambio.

Hoy la vida se volvió portátil y altamente conectada. Nuestra oficina se divide entre la computadora y el teléfono mientras que lo personal se entrelaza con lo laboral para lograr un balance más completo.

gm_4_dsc2492-copia

Un día semanal puede estar repleto de actividades. Empezar en el gimnasio, seguir a la oficina, aprovechar el horario de almuerzo para ver a la cosmetóloga, reunirse con un cliente en un café, hacer las compras y cenar por la noche con amigos. Muchas veces no nos damos cuenta de la cantidad de cosas que llegamos a hacer en un día.

Frente a esta transformación de rutina es importante lograr practicidad y equilibrio. Parecen palabras muy grandes, pero prometo que con un poco de planificación es posible lograrlo.

Lo primero que debemos conquistar es nuestra agenda semanal. Proyectar que días estarán más repletos de compromisos para pensar en una estrategia que nos facilite el accionar. También es bueno entrelazar los días exigentes con días más tranquilos para llegar mejor al fin de semana.

Aquellos días que exigen mucho movimiento, exigen mucha logística. Para estas ocasiones trato de ligar mis compromisos estudiando donde serán los puntos de encuentro, para no perder tiempo en la marcha. Voy cumpliendo con cada hito del día de manera liviana y sencilla sin abrumarme.

Muchas veces las actividades requieren una buena presencia. Y mientras las horas avanzan el cansancio se manifiesta en el rostro. Para asegurarme de lucir fresca en cada encuentro llevo conmigo algunos productos, para mantener mi maquillaje impecable.

Hace un tiempo descubrí la línea Chubby de Clinique. Esta línea incluye productos fáciles de aplicar y de transportar. Soy una freestyler del make up y para simplificarme la vida muchas veces me maquillo on the go. Utilizando cada uno de manera flexible.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mis dos compañeros imprescindibles son:

La base Chubby in the Nude y el labial que también lo utilizo para darle color a mis mejillas, Chubby Stick lip balm.

img_20161013_091902269

Sin la necesidad de transportar el gran neceser de make up _que todas solemos tener_,  estos dos compañeros brindan la solución perfecta para  la vida cotidiana:

Después de un largo viaje en avión, a lo largo del día para refrescarnos o para estar lindas de manera sencilla el fin de semana.